Virtualización y Cloud, ventajas ante recuperación de desastres.

La evolución tecnológica hace que cada vez los data center sean mucho más complejos y todos sus componentes resultan imprescindibles para el funcionamiento eficiente de la infraestructura IT. Con las soluciones Cloud el reto radica en ofrecer una respuesta ante una incidencia sin que perjudique al funcionamiento del proyecto-negocio. Como resultado de trabajar con data center más complejos, muchos administradores ven en los servicios en Nube y en la virtualización su punto de apoyo para crear su plan de recuperación de desastres.

campaign-image-460x265-cloud-vdiLa realidad es que un buen servicio Cloud con recursos virtuales resulta de gran ayuda para dotar de agilidad al entorno de cualquier organización. De hecho existen beneficios inherentes al trabajo con modelos Cloud y plataformas virtuales. Una buena parte de los desarrollos de IT se basan en utilizar la creatividad para reducir costes e idear recursos destinados a conseguir que el sistema funcione durante el mayor tiempo posible, evitando y minimizando los trastornos de una eventual caída.

A continuación veremos algunos sistemas utilizados en Cloud y virtualización para la recuperación de desastres:

1.-Soluciones de replicación para entornos Cloud.

La respuesta site to site resulta más fácil con el uso de tecnología Cloud, ya sea privada o pública. Son sistemas de recuperación en Cloud que replican los datos desde la ubicación de la empresa a un site externo, estos facilitan que las pequeñas empresas u organizaciones dispongan de planes de recuperación de desastres ajustados a sus recursos económicos. Esta modalidad es muy flexible ya que permite replicar todos los datos del data center o seleccionar archivos concretos; gracias a la flexibilidad inherente al Cloud es posible conocer exactamente cuánto tiempo de inactividad puede soportar nuestra organización y con qué costes de equilibrio. Así las empresas que quieren optimizar sus recursos financieros tienen la posibilidad de implantar soluciones que encajen tanto a su data center, como a su presupuesto.

2.-Virtualización como backup y recuperación.

Hoy en día resulta mucho más sencillo recuperar una máquina virtual que un dispositivo físico. Por elloBackup-Restore los administradores que cuentan con muchos recursos en su entorno disponen de estrategias de backups preparadas para agilizar sus data center. Destacan los sistemas de recuperación de datos snapshot, estos capturan imágenes del sistema en momentos determinados y reflejan su estado en un momento concreto, pueden realizarse varias instantáneas usando redes privadas o tecnología Cloud. También son muy habituales las máquinas virtuales “espejo” ubicadas en un site remoto y, que ante una alerta, reaccionan y reducen al mínimo el tiempo de fallo del servicio.

3.-Uso de tecnología de software de virtualización.

El debate en torno a la tecnología del software de virtualización específico sigue en auge hay muchos profesionales que lo consideran una extensión de la Cloud. Este tipo de software se está instaurando a todos los niveles, desde las aplicaciones de seguridad hasta los data center. La idea es generar un entorno verdaderamente ágil en el que se puedan desarrollar varios entornos virtuales. Para el administrador dela plataforma IT y para el empresario esto se traduce en menos periodo de inactividad y en una rápida recuperación de datos en caso de que se produjera una incidencia.

4.-Ias (Infraestructura como servicio) o data center bajo demanda.

Las plataformas Cloud y virtualizadas permiten adaptar con rapidez los recursos necesarios en cada situación concreta. Ante una situación de desastre, la capacidad de recuperación rápida de las máquinas es esencial; aquí es donde entra en juego la ayuda del Cloud y la virtualización. Los proveedores están desarrollando soluciones IaaS con un coste muy atractivo que, aunque no dan un resultado inmediato, si tienen una respuesta muy rápida. Se puede elegir entre servicios en los que solo se paga lo que se utiliza o contratar servicios de recuperación permanentes indicados para aquellas empresas que requieran garantizar altos niveles de tiempo de actividad. La clave de estos sistemas es la flexibilidad, dependiendo de las necesidades de recuperación que tenga cada organización elegirá un tipo u otro.

La tendencia es que cada vez hay más información almacenada en infraestructura IT, y ello implica que cada vez hay más usuarios, más dispositivos y mucho más tráfico de datos. Con este escenario se hace imprescindible para cualquier organización seria disponer de un plan de recuperación ante desastres. Pese a la resistencia de los servicios Cloud, siempre puede ocurrir algún fallo y es mejor contar con un plan B.

Lo principal a la hora de desarrollar soluciones para recuperación de desastres es identificar bien los datos y la infraestructura imprescindibles para que el negocio siga funcionando. Una vez identificados se recomienda realizar un análisis del impacto del desastre en el negocio para conocer así cuál es la plataforma imprescindible de nuestro entono, priorizar y planificar un contundente plan de recuperación de desastres.

Recuerda que el plan de recuperación de desastres es un aspecto que requiere una inversión importante aunque, afortunadamente, en la mayoría de los casos no llega a ser utilizado. El riesgo es demasiado alto para despreciar la conveniencia de disponer de este “salva vidas”, ya que si se llega a producir una emergencia un buen plan de recuperación nos ahorrará tiempo, disgustos y costes asociados a eventuales apagones prolongados.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.