¿Nubes privadas o públicas?

Uno de los debates que han surgido actualmente en el entorno del cloud computing es el modelo de implantación que puede resultar más favorable para las empresas. Principalmente, las opiniones se dividen entre dos planteamientos: la nube pública, en la que la información circula por una red abierta como Internet; y la nube privada, en la que la red está limitada a los usuarios de la propia empresa.

¿Qué modelo es mejor? Resulta difícil afirmarlo de forma categórica, porque ambos planteamientos tienen ventajas y desventajas. La elección dependerá de las necesidades, presupuestos y criterios de las empresas usuarias. A continuación resumimos los principales argumentos a favor y en contra de cada opción.

*

Nube pública: es el modelo en el que pensamos primero cuando oímos hablar de computación en la nube. Según este enfoque, el proveedor coloca sus servicios a disposición de los usuarios en la red de Internet, a los cuales se puede acceder de forma segura mediante cifrado y con un modelo gratuito (como Google) o de pago (como hace Salesforce.com). Su principal ventaja es el ahorro de costes, ya que se usa la misma infraestructura de Internet. Además, simplifica la gestión de la infraestructura y permite llegar fácilmente a clientes de todo el mundo. Algunos ejemplos de nubes públicas son el servicio Elastic Compute Cloud de Amazon, las soluciones IBM Blue Cloud y Sun Cloud y la plataforma Windows Azure de Microsoft.

*

Nube privada: en este modelo, la empresa usuaria del servicio gestiona su propia red interna donde ofrece las capacidades de computación en la nube. Esta red está desconectada físicamente de Internet o protegida mediante un firewall, lo cual aumenta enormemente la seguridad porque los datos no circulan en ámbitos públicos. Sin embargo, su mayor desventaja es el coste que supone implementar esta red y la necesidad de administrarla internamente, lo cual provoca que este modelo sea menos atractivo para las pequeñas y medianas empresas. Aunque es una excelente opción para las compañías medianas y grandes que necesitan una alta protección de los datos y una elevada calidad de servicio (por ejemplo las entidades financieras o de seguros). La mayoría de los proveedores de cloud computing ofrecen actualmente soluciones de nube privada.

*

En tercer lugar, existe un modelo llamado “nube híbrida” que combina ambos enfoques para intentar paliar las carencias de cada uno, aunque su complejidad provoca que finalmente no esté al alcance de cualquier usuario.

¿Qué modelo elegir? La decisión depende de cada caso, aunque afortunadamente en las nubes públicas se están dando grandes pasos para mejorar la seguridad, lo cual elimina el principal factor en contra de esta opción, que actualmente es el motor que impulsa el desarrollo del mercado del cloud computing.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
¿Nubes privadas o públicas?, 10.0 out of 10 based on 1 rating

Un comentario sobre “¿Nubes privadas o públicas?

  • el 21/10/2016 a las 9:28 pm
    Permalink

    Home run! Great slguging with that answer!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.